rumania.es  
 
 
 
 
 
Iglesias de Madera de Maramures  
Iglesias de Madera de Maramures...

Estas ocho iglesias - Biertan, Viscri, Saschiz, Prejmer, Valea Viilor, Calnic y Darjiu - son ejemplos notables de arquitectura regional que ponen de manifiesto la creatividad de sus artífices, tanto en la variedad de diseños como en los materiales utilizados en su construcción.

Ubicadas en una de las regiones más populares de Rumania, reflejan un estilo de vida tradicional, haciendo del lugar casi un museo viviente.

Rumania...
 

La frontera al este de Europa y una de las últimas adquisiciones de la Unión Europea, Rumanía es una gran desconocida para los europeos. Muchos desean viajar a conocer las misteriosas tierras de Transilvania, pero pocos parecen mostrar interés por el resto del país. Sin embargo, no saben de lo mucho que se pierden, porque en Rumanía hay de todo y para todos los gustos.

Geográficamente Rumanía se divide en tres zonas, la parte más escapada rodeada por los Cárpatos o meseta central, la meseta de Transilvania en el centro del país y las tierras bajas del delta del río Danubio. El variopinto paisaje de rumano no es lo único que sorprende a los primerizos visitantes, muchos desconocen que Rumanía lleva el nombre de la gloriosa Roma y que su idioma, el rumano, es una lengua romance que a veces y con lejanía recuerda a un catalán muy raro.

Otra de las grandes sorpresas es la expresividad y amabilidad de los rumanos, aunque hay que tener mucho cuidado con la picardía local. La comunicación no es un problema, el esmero de los locales, supera cualquier barrera.

Bucarest, la capital, es la ciudad más grande y próspera de Rumanía. Conocida como la “pequeña París” poco tiene de semejante con la ciudad de la luz, sus rudas y estériles construcciones rivalizan con sus desangeladas y enormes avenidas. Cierto es que la vida cultural de Bucarest es muy variada pero de allí a parecerse a la capital francesa, queda mucho camino por andar. Aunque tengo que decir que hoy en día en Bucarest hay espectáculos de excelente calidad y exposiciones permanentes como la de Constantin Brâncusi cuya curaduría y calidad no tienen nada que envidiar al resto de Europa.

Caminar por calles de Bucarest es arduo, suerte de los miles de cafés donde sentarse a descansar y del mobiliario urbano rodeado de flores y cubierto de árboles. Y si no quiere caminar, pues tome el metro, que a pesar de su edad es muy puntual, barato y eficiente.

Merece la pena visitar Bucarest por sus museos, especialmente el Museo de la Aldea al aire libre en el Parque Herastrau donde se pueden admirar ejemplos del arte y la arquitectura de la región de Maramures. También resulta muy interesante visitar el Museo Nacional de Arte y el Museo de Historia donde no deben dejar de visitar la pequeña iglesia trasladada piedra a piedra Curtea Veche. Las iglesias de la ciudad también son dignas de visitar. Destacan especialmente la iglesia Patriarcal y la iglesia Stavropoleos.

Muchos suelen visitar el monumental Arco del Triunfo, donde todas las grandes avenidas de la ciudad encuentran y el esperpéntico Palacio del Pueblo. Personalmente yo pasaría, porque ninguno de los dos merece la pena la caminata y la pérdida de dinero. Sin embargo, de visita obligada son las afueras de Bucarest cubiertas de lagos y bosques donde se encuentra el ancestral Monasterio Snagov que data del siglo 1408 y el Palacio Mogosoaia cercano al lago del mismo nombre.

Sin duda, alguna la región más turística de Rumanía es Transilvania, donde destacan ciudad como Brasov, Sighisoara, Sibiu, Cluj Napoca y Timisoara. De todas estas ciudades la más visitada es Sighisoara, considerada la capital cultural de la región y además la ciudad medieval mejor conservada del país.

Sighisoara es la ciudad natal de Blad Tepes y por tanto atrae a cientos de visitantes interesados en la leyenda de Drácula. El famoso Castillo de Bran, que inspiró a Bran Stoker, se enceuntra en las afueras de Brasov y es la segunda atracción más visitada del país. Aunque todo parece girar en torno a los vampiros, en Transilvania, hay mucho más. El folklore y la artesanía local son muy interesantes y bien merece la pena asistir a alguno de sus festivales musicales.

Después de Bucarest y las ciudades transilvanas aun queda mucha Rumanía que disfrutar. Las preciosas playas del Mar Negro, la zona del Delta del Danubio, las tranquilas estaciones de esquí de los Cárpatos y las ciudades termales con su larga tradición heredada de los romanos son, sin duda, una razón para visitar el país en sí mismas.

Hay muchas razones para visitar Rumanía como su excelente gastronomía, sus caldos o incluso seguir las huellas de sus ciudadanos ilustres como Eugen Ionesco o Constantin Brâncusi. Definitivamente, el patrimonio cultural y humano del país del este es vasto y valioso. Rumanía está lista para convertirse en un destino turístico de vanguardia en los próximos años.

 

 
Ciudades...
 
Brasov...
Brasov  
Esta fascinante ciudad medieval está pintorescamente situada en la cercanía del monte Postavaru y muy cerca de la zona de Transilvania. >>
Bucarest...
Bucarest  
La primera parada en toda visita a Rumania: Bucarest es conocido como el París del Este por sus grandes avenidas adornadas con árboles. >>
Cluj Napoca...
Cluj Napoca  
Con sus silenciosos muros llenos de historia y sus tesoros arquitectónicos, que han hecho de este condado un lugar especial. >>
Craiova...
Craiova  
En la plaza principal de la ciudad existe un magnífico palacio del siglo XIX y varias iglesias y mansiones antiguas.>>
Pitesti...
Pitesti  
Un paseito por la industrializada Pitesti hasta llegar la Plaza del Tulipan... harán que el turista se de cuenta de la potencia... >>
Sibiu...
Sibiu  
Sibiu es uno de los mejores conjuntos arquitectónicos que se conservan en Rumanía, permanecen en pie sus murallas y fortificaciones...>>
Sighisoara...
Sighisoara  
Esta bella ciudad situada en plenos Cárpatos Transilvanos es destacable por la casa en la que nació Vlad Tepes y la Torre del Reloj... >>
Satu Mare...
Satu Mare  
Esta ciudad industrial, fue fundada hace 750 años, junto al río Romes, por barqueros que transportaban sal a la Rumania central. >>
Timisoara...
Timisoara  
Conocida por sus visitantes como la "Pequeña Viena", es el hogar de musicales, galerías de arte, museos y una animada vida nocturna... >>
Regiones...
 
Costa del Mar Negro...
Costa del Mar Negro  
Constanza tiene un aeropuerto internacional, un puerto marítimo muy activo, trenes rápidos hacia Bucarest y una historia de 2500 años...>>
Maramures...
Maramures  
A pesar de las dificultades, los habitantes de estas aldeas guardaron vivas sus tradiciones y su folklore, de las comunidades agrícolas. >>
Moldavia - Bucovina...
Monasterio de Humor  
Moldavia sigue teniendo grandes superficies de colinas y bosques donde puede descubrir cosas poco conocidas pero extraordinarias.>>
Transilvania...
Transilvania  
Es lugar de imágenes de cimas de las montañas alzándose hacia el cielo encima de los valles de bosques y de los ríos cristalinos...>>